¡A cuartos de final!

Al fin una buena para la U, ganó por la mínima y clasificó a cuartos de final de Copa Chile, donde su rival será el mismo que el del próximo fin de semana: Universidad Católica.

La verdad es que solo deberíamos escribir un párrafo, porque lo único relevante ocurrió en el primer tiempo cuando a los 11 minutos, Darío Osorio, hizo magia, se sacó la marca de dos albinaranjas, avanzó con balón dominado desde la banda derecha hacia el centro del campo y remató al ángulo con la zurda, para vencer la portería de Leandro Requena.

Del resto del partido, podríamos decir que Cobresal atacaba constantemente, pero Cristóbal Campos igual se lució atajando algunas jugadas, por ejemplo a los 80′. Benjamín Osses desequilibró por derecha y terminó rematando con un zurdazo que encontró una gran tapada de Campos.

Otro de los momentos que se pueden destacar, es lo que sucedió con el cumpleañero Diego López. Todo el conflicto comenzó con un tiro libre cobrado a favor de Cobreloa con casco en las cercanías del área de la U. Felipe Seymour reclamó al árbitro que los visitantes estaban corriendo el balón más atrás para alejarlo de la barrera, lo que produjo empujones y una discusión entre ambos planteles.

Tras calmarse los ánimos, Maza se dirigió a la zona donde estaba López para mostrarle la tarjeta amarilla al uruguayo, quien al ver esto, estalló contra el cuerpo arbitral y gritó con furia “No tenés vergüenza”.

Con todo lo anterior, la U clasificó a cuartos de Copa Chile, donde nuevamente habrá Clásico Universitario.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario