Gran victoria de la U que los regresa a la cima después de años

Fotografía: Cristián Vargas
El equipo de Mauricio Pellegrino sometió, en varios pasajes del partido, al conjunto curicano, donde nuevamente marcó Leandro Fernández, y donde Nicolas Guerra por fin se haría presente en el marcador. El león volvió a la cima.

Una noche mágica vivió el cuadro azul en la región del Maule, pues consiguió una victoria importante en tierras curicanas frente al cuadro local, Curicó Unido, por 2-0. Los goles del partido fueron obra de Leandro Fernández, repitiendo igual que en la fecha pasada, y dos golazos, de calcada similitud, de Nicolas Guerra y la figura del partido Federico Mateos.

El duelo, que contó con la presencia de cuatrocientos hinchas azules, marcó una tónica clara: El cuadro azul se mostró bien físicamente, y jugando a buen nivel, gracias al cambio de esquema adoptado. Curicó, pesar del descuento de Coelho, no pudo batir al cuadro mágico.

En el primer tiempo, la U se adueño del balón, propuso atacar por las bandas, abrió parte del cerrojo albirrojo y mostró interesantes jugadas que pudieron terminar en gol, como la ocasión fallida por Fernández al cerrársele el arco. Guerra, Poblete y Osorio, también fueron en búsqueda del arco rival. Curicó también mostró lo suyo, con Zavala y Yerko Leiva como grandes protagonistas del elenco local, pero no pudo poner en serios aprietos al portero y guardián azul, Cristóbal Campos, quién respondió bien cuando fue exigido. Sobre el final de primer acto, una recuperación en mitad de cancha, un pique corto de Mateos que puso un pase diagonal al centro del área, y por izquierda, Lea (como le dicen a Fernández) ponía el gol para la U al final del primer tiempo, dejando en ventaja justa al león antes del descanso.

En el segundo tiempo, el ingreso de Morales sobre Andía, como medida de precaución, hizo que Curicó presionara más, pero la U volvió a tener control del juego, y fue en los espacios dejados por el elenco maulino, que llegó el segundo gol azul: Una obra de arte de Mateos, definición de categoría para dejar su huella en este partido, afianzando la mejora de nivel y de equipo. A los minutos después, Nicolás Guerra, de gran factura también, volvió a marcar después de muchos años en la U, consagrando con gol un partido luchado y duro para él. Al final, también saldría lesionado producto de calambres. El descuento de Curicó, obra de Coelho, producto de un desvió en Casanova y desatención en defensa, no logró empañar el gran partido hecho por la U, dejando una leve sonrisa en Pellegrino al final del compromiso.

Si bien la U está líder, queda esperar lo que suceda con Católica y Huachipato, pero el día de hoy, los hinchas pueden dormir felices. Y además, con un maleficio roto: La U vuelve a ganar tres partidos de forma consecutiva, algo que desde 2020 no sucedía. Avance notorio del equipo, desde la zaga consagrada Zaldivia – Casanova, hasta el factor Fernández.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario