Un porfiado y un cabrón

Salen a la luz las cosas que muestra La otra cámara de TNT Sports en dos particularidades del duelo del viernes en Valparaíso.

Una de las cosas que destacó el programa del canal del fútbol, fue la actitud de Ronnie Fernández, quién estando lesionado no quería abandonar la cancha, pese a la insistencia del técnico y su ayudante al borde del campo de juego.

La idea era que entrase Lucas Assadi, pero el ayudante, le dice a Escobar: «Que se espere, que Ronnie no quiere salir», cero peso del estratego que 24 horas después del duelo salio del banco azul por sus malos resultados.

Por otra parte, estuvo la actitud de Hernán Galíndez, quién cree ser uno de los capitanes sin jineta de la U.

Terminado el primer tiempo, no notaba la frustración del plantel porque no se daban los resultados ante Audax Italiano, quizás los jugadores querían decir lo podridos que estaban, pero el golero azul, les prohibió tajantemente hacerlo: «Si alguno quiere hablar, que de un mensaje positivo. Ahora si no, que se quede callado. Mensaje negativo, para sí mismo».

Así están las cosas en el camarín bullanguero, con cabrones, porfiados y lo más importante, sin saber a que juegan y sin ganar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario